ADAPTÁNDONOS A CONVIVIR CON EL CORONAVIRUS

Para Princess Margaret School las clases no se detienen

La adaptación a las diferentes circunstancias en las que nos encontramos a lo largo de nuestras vidas es uno de los valores que Princess Margaret School inculca a sus alumnos y alumnas y, en estos últimos meses, además, dando ejemplo.

Cuando en marzo tuvimos que confinarnos, el colegio mantuvo todas las clases de forma online gracias a que disponíamos de las herramientas y la infraestructura adecuada. Desde hacía tiempo, habíamos implantado en los cursos superiores el uso de Office365, por lo que la utilización de las aplicaciones de Office, y en concreto de Microsoft Teams, fue bastante fluida.

El mayor reto, sin embargo, lo tuvimos con los cursos inferiores, en especial con educación infantil, ya que no existían precedentes de clases online con niños y niñas de esas edades. En esas circunstancias, nuevamente, el personal docente demostró su capacidad de adaptación. Las profesoras de infantil tuvieron que exprimir sus neuronas para adaptar las clases a ese nuevo entorno.

Luego llegó el momento de volver al colegio y los alumnos y alumnas ya estaban muy concienciados:

Antes del nuevo curso 2020-2021, tuvimos la oportunidad de realizar una prueba durante el casal de verano que fue un éxito rotundo..

La concienciación de nuestros alumnos ha sido un factor clave para que todos los procedimientos se asimilaran de forma natural y espontanea hasta convertirse en rutinas.

                                                  En parvulario nos lavamos las manos! P-3, P-4 y P-5 han elaborado un proyecto en común,
                                                  donde cada clase ha representado una parte del proceso de lavarse las manos.
 

Aunque los alumnos y alumnas volvieron al colegio, las familias han tenido vetada la entrada al recinto, así, aquello que habíamos pensado para impartir las clases, luego nos sirvió para hacer las entrevistas a distancia. Incluso las reuniones entre docentes han pasado a realizarse a través de Teams.

El protocolo de actuación se compartió con todas las familias. En dicho documento se trataban temas como la separación de los grupos clase constituyendo grupos aislados o burbuja de forma que si se diera algún caso no se extendiera al resto del colegio; los accesos al colegio y el protocolo de desinfección al entrar;

la continua limpieza programada de todos los espacios y materiales; la reestructuración de los patios; el tránsito por las instalaciones; la conexión telemática de las personas que tuvieran que quedarse en casa…

Sin embargo,  la escuela además de ser un lugar seguro, no deja de ser ese espacio de socialización, de indagación, de descubrimiento, de reflexión, de conocimiento...Y eso tampoco lo hemos olvidado.